sábado, 13 de diciembre de 2008

Las supersticiones también están en las bodas

Las supersticiones están por todos los lados, hasta en las bodas. Cómo he podido comprobar hay muchísimas supersticiones en el gran día de la pareja que contrae matrimonio.
Algunas de ellas se siguen creyendo en la mayoría de las bodas. Las más frecuentes son:
-El novio no puede ver el vestido de la novia antes de su entrada a la iglesia o al juzgado. Hoy se ha convertido en el rito de impedir que ni el novio ni los amigos vean el traje de la novia antes de su salida hacia el lugar de la ceremonia.
-Los invitados deben de tirar arroz a la pareja para que tenga descendencia.
-La pareja no se debe de casar en Enero ya que tendrán problemas económicos a lo largo de todo el matrimonio. Esto es por la “cuesta de enero”.
-Los novios tienen que ponerse algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul.
-Aunque los novios vivan juntos, la noche antes deben pasarla cada uno en su casa o en la de los padres.
-El objetivo del cortejo de coches que sigue al de los novios tocando las bocinas sin parar, es alejar a los malos espíritus ya que el ruido y la música se encargan de ello.
-La costumbre de regalar huevos a Santa Clara es para que la Santa aleje la lluvia el día de la boda existe porque un casamiento pasado por agua supone que la novia llorará mucho a lo largo de todo su matrimonio.
-La luna nueva es ideal para los rituales de magia negra, por lo que los novios están más expuestos a maldiciones.
-Si se casan en luna llena su unión será bendecida con fertilidad y abundancia.
-El mes de Mayo no es propicio para bodas. La culpa la tiene la “Noche de Walpurgis”: desde la puesta del sol el 30 de Abril a su salida el 1 de Mayo se desarrollaba una lucha feroz entre las fuerzas de las tinieblas y las de la luz. Los brujos y brujas bailaban desaforadamente y hacían sacrificios humanos. En toda Europa se creía que los brujos desplegaban esa noche y las siguientes una actividad especialmente peligrosa, con efectos nefastos sobre la fertilidad de los jóvenes esposos.

-Los días mas apropiados para la boda son:
*Viernes: es el día de Venus, diosa de la belleza y del amor, y ella se encargará de que el cariño de los novios sea duradero.
*Domingos: es el día del Sol y éste derramará salud, alegría y abundancia sobre los esposos. Por esta misma razón el 24 de Junio, el solsticio de verano, es buena jornada para casarse.

Como habéis podido ver, algunas de estas supersticiones se practican en todas las bodas y a lo mejor, ni siquiera nos hemos dado cuenta de que son supersticiones y por qué se realizan.
La superstición de tirar arroz a los novios.